top of page

¿Qué es la Fascia? - Parte I

Sabemos que el Yin Yoga trabaja sobre los tejidos yin, como los huesos, tendones, ligamentos y la fascia.

Pero que es realmente la Fascia?

La fascia es un tejido fibroso que ‘conecta’ y vincula todas las células de nuestro cuerpo. Es un tejido conectivo que forma una red tridimensional, que se extiende desde la cabeza hasta los dedos de los pies. La fascia rodea e involucra músculos, fibras musculares, huesos, vasos sanguíneos, nervios y órganos. También influye directamente en nuestros sistemas, como el sistema muscular y neurológico.

Es una estructura que nos organiza y nos da forma.

INTEGRIDAD y CONEXIÓN pueden ser dos palabras claves para definirla.

Es la fascia la que nos permite direccionar la respiración hacia cualquier región del cuerpo mas allá de la caja torácica o los pulmones.

Desde la perspectiva psicofísica, es en este tejido que se almacena gran parte de la memoria celular de nuestra vida emocional. Cualquier trastorno psíquico o emocional como el estrés, los miedo, los enojos, la tristeza, o cualquier otra emoción negativa producen una tensión y acortamiento del tejido fascial, lo que se ve reflejado en dolores y molestias en diferentes partes del cuerpo, y no necesariamente en el área comprometida (porque esta red tridimensional puede generar ecos en zonas alejadas). Además, a nivel energético, según la MTC es en la fascia que se alojan los meridianos (canales energéticos) por donde el Chi (energía vital) fluirá hacia los órganos.

Es a través de la práctica de Yin Yoga, por la permanencia prolongada en las posturas, que podemos estimular la fascia para mantener la integridad y el soporte de nuestro cuerpo físico saludable, liberar las emociones negativas atascadas y estimular el flujo de energía por nuestros canales energéticos.

Comentarios


bottom of page