top of page

Historia del método de Yin Yoga, tal como la conocemos.

“El Yin yoga es una forma de arte, no una ciencia exacta. El propósito del Yin yoga es sacarnos de los sistemas de convención social, adoctrinamiento y formas de pensamiento mecanicistas, no reforzarlos exigiendo conformidad con paradigmas rígidos y limitados. La práctica de las posturas de Yin Yoga no requiere aprobación o validación científica. Intelectualizar la práctica del Yin Yoga sirve para obstruir una comprensión más profunda de su esencia. El poder real de autorizar la verdad está contenido en todos y cada uno de nosotros “.
Paulie Zink

Como sabemos los términos yin y yang son utilizados desde hace más de 3000 años en la antigua China. Éstos definen la dualidad de toda la existencia. Los podemos encontrar en la biología, la naturaleza, en la personalidad del ser humano, en la ciencia y en todos los aspectos del universo en general.

Paulie Zink, norteamericano, desde niño fue instruido en las artes marciales chinas, Chi Kung, Taoísmo, Hatha yoga, entre otras cosas. Creó su propio método inspirado en los animales que denominó, Monkey Kung Fu. Inventó posturas, movimientos y meditaciones, desarrollando distintas percepciones de todo lo aprendido. En todo basó su capacidad de encarnar la energía, principalmente la energía #yin a través de sus experiencias alquímicas y místicas, sus ideas personales y la conciencia de la naturaleza. A estas técnicas integradas entre el movimiento y la espiritualidad, las denominó Yoga Toísta o el yin del yoga.





Paul Grilley (conocido como el creador del método Yin Yoga) estudió Yoga Taoísta con Zink durante aproximadamente un año a fines de la década de 1980 y aprendió el nivel principiante del arte “yin yoga” de Paulie, que como mencionamos, tiene más que ver con la práctica de percepción de la energía (Qi) en el cuerpo, el manejo y uso consciente de ella mediante distintas técnicas y herramientas espirituales en movimiento. Recordemos que Zink se especializa en artes marciales; “yang”.

Grilley desarrolló un plan de estudios académico basado en la anatomía, su propia filosofía y distintas teorías, entre ellas, las enseñanzas del Dr. Motoyama, en las que investigaban la ciencia sobre la energía, en los meridianos de la acupuntura, y los chakras.



Por otra parte Sarah Powers, practicante y profesora de yoga con un fuerte sentimiento devocional hacia las prácticas ancestrales, combinó sus estudios y conocimientos de Yoga, psicología transpersonal, meditación en el método vipassana, filosofía


budista, taoísta, incluída la teoría de los meridianos, entre otras cosas.


Debido a una fuerte lesión en su zona lumbar luego de una clase de yoga, Sarah aprendió de quiropráctica y acupuntura. Inclinándose luego, hacia el yoga terapéutico con T. K. V. Desikachar y Gary Kraftsow. Y el yoga más suave que ofrecía Paul Grilley.

Años más tarde, Sarah Powers volvió a tomar clases con Paul y fue recién ahí cuando le compartió su visión acerca de lo que ella percibía que sucedía en la práctica de Yin Yoga en relación a la energía sutil.


Fue en este intercambio que Sarah bautizó a la práctica de Paul, como YIN YOGA. Tal como la conocemos, practicamos y transmitimos en Yoga Yin.


Comments


bottom of page